Blog

Noticias de Esteller Import

#MuchoConsejos: Cómo hay que actuar en caso de sufrir un reventón.

Ante todo hay que mantener la calma y seguir estos ocho pasos

Una de los grandes sustos que podemos sufrir en la carretera es un reventón. Aunque muchos tienen en mente la idea de un reventón como una explosión repentina al más puro estilo Fórmula 1, la verdad es que normalmente un reventón se traduce en un neumático cuya presión baja drásticamente.

Las principales causas que pueden llevar a un reventón son, una subida de la temperatura, circular con las presiones bajas, conducir a una velocidad excesiva con un neumático desgastado o con el coche muy cargado.

¿Qué sucede cuando revienta una rueda?

Lo primero que notará el conductor es fuerte sonido seguido de un balanceo y tirón hacia un lado de la carrocería. En cuestión de un segundo, la llanta entrará en contacto con el suelo. Dependiendo del tipo de superficie el coche se deslizará con mayor o menor facilidad. Por ejemplo, sobre asfalto el propietario del vehículo no tendrá problema alguno en continuar unos metros más. En cambio, los pavimentos como la grava o la arena hacen que la llanta se hunda y dificulte la marcha.

¿Cómo se debe actuar?

Los conductores que se vean ante un reventón es primordial seguir una serie de pasos:

  • Lo más importante es mantener la calma y no dejar que te engullan los nervios. En la gran mayoría de situaciones de peligro, los conductores entran en pánico y las consecuencias son mucho peores.
  • Es imprescindible mantener la dirección del coche firme y evitar giros de volante bruscos que desestabilicen el vehículo.
  • Accionar el botón de los cuatro intermitentes.
  • Reducir la velocidad apretando muy suavemente el freno y bajando las marchas. El objetivo es que sea el freno motor el que vaya frenando el coche.
  • En cuanto sea seguro, el conductor ha de ir escorándose a la izquierda hasta detener el coche en el arcén.
  • Antes de abandonar el vehículo es imprescindible la colocación del chaleco reflectante.
  • Con la mayor brevedad posible, los triángulos han de delimitar el perímetro de seguridad alrededor del vehículo.
  • Finalmente el conductor podrá cambiar la rueda por sí mismo  o llamar al seguro para que repongan el neumático o retiren el vehículo.

Normalmente, si el mantenimiento de los neumáticos es el adecuado (revisiones periódicas de las gomas y de las presiones) es muy raro sufrir un reventón.

 

Leave comments

Your email address will not be published.*



You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Back to top
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?